Llega la época más esperada y temida del año para muchas mujeres: las vacaciones. Soy del caribe y debo decir que amo la playa, pero la llegada del verano y las vacaciones trae consigo el Momento Bañador, cuando nos acercamos al armario para revisar cómo nos quedan los modelos del año anterior o comprar uno a la última para lucir en playas y piscinas. Quiero confesarles que este último año ha sido para mí especialmente difícil, resulta que sin darme cuenta he llegado a la menopausia y parece que entonces el cuerpo cambia y no sólo subimos de peso sin esperarlo sino que además lo hacemos en los sitios más insospechados.

Yo siempre he sido de caderas anchas y culito respingón, por lo que mi preocupación eterna se ha centrado en crear cartucheras o muslos gruesos, pero este año al regresar del invierno me he encontrado con una novedad: ¡Tengo brazos de concursante masculino de mujeres y hombres y viceversa!

Resulta que los kilos que la menopausia me está dejando no solo se acumulan en mis posaderas como estoy acostumbrada, sino, que también llegan a la parte superior de mi cuerpo: mis brazos y senos han crecido exponencialmente, no me sirven mis sujetadores, se desbordan los bañadores por la parte de arriba y mis triceps aumentan de grosor gelatinoso. En teoría estos cambios del cuerpo y de la vida no deberían afectarnos al ser algo natural y a mí de la menopausia deberían preocuparme los calores (Que ya los sufro) la pérdida de calcio o la pérdida de condiciones físicas, más sin embargo heme aquí realmente angustiada sólo por el elemento estético: Brazos de Camionera y Pechos de Vedette.

Se supone que las mujeres modernas, profesionales con carreras exitosas tenemos muchos valores más importantes en los que centrar nuestra seguridad que el grueso de los brazos y sin embargo y pesando 53 kilos me veo buscando camisas que usar sobre el bañador para poder pasar esta temporada ¿Por qué? A mi marido le tienen sin cuidado losPeython Knight brazos de boxeadora y al contrario se muestra muy entusiasmado con el aumento de mi delantera, pero yo no puedo evitar sentirme como una cucaracha por no lucir los bracitos de Rosario la novia de Popeye a los que estoy acostumbrada y es que -como se ha dicho mil veces- estamos permanentemente bombardeado por las imágenes de modelos estéticos imposibles de conseguir para el 99% de las mujeres, sólo basta mirar cualquier revista de moda, la primera que encuentro es la edición de : colecciones & accesorios primavera-verano 2016 de TELVA, presentan un artículo de las nuevas TOP (Caras que se incorporan al grupo de las TOP MODEL) veo a Peython Knight y me pregunto si realmente esta niña luce así, la chica es súper delgada y aún le hacen Photoshop: mirando con atención la fotografía pareciera que le han cortado medio brazo para crear una imagen a la que sólo se llega en un estado de desnutrición avanzado (Pueden ver a esta y a otras de las chicas de la edición impresa en el siguiente artículo online)

La desgracia es que la miro y sé que eso no es natural, que nadie luce o debería lucir así y sin embargo !Me da una envidia cochina!